ESTO ES LO MEJOR PARA TRATAR PROBLEMAS DE LOS PULMONES, ASMA, BRONQUITIS Y TOS DEBIDO A QUE…

Anuncio

A diario tenemos que enfrentarnos a innumerables gérmenes y bacteria que atentan contra nuestra salud. Por ello, no es raro encontrar a personas con problemas de salud como la tos, gripe, problemas en los pulmones e incluso asma y bronquitis.

Aunque todas estas afecciones pueden tener distintas causas, especialmente los pulmones pueden verse afectados por infecciones, alergias, tabaquismos, entre otras cosas.

Pero ya no hemos de preocuparnos por estos problemas de salud. En este artículo queremos compartir contigo una receta muy conocida por muchas personas. Esta has sido preparada por varias generaciones y quizás nuestras abuelas la prepararon para nosotros alguna vez. Y como dicen por ahí, las canas no vienen por si solas, a estas las trae la experiencia, de modo que podemos confiar.

De la receta de la que estamos hablando, no solo podemos decir que funciona para problemas como el asma y los pulmones. Esta también sirve para tratar afecciones del corazón y mucho más.

Qué necesitaremos:

  • Limones (2 unidades).
  • Miel pura (7 cucharadas).
  • Agua (5 litros).
  • Azúcar sin refinar (½ kilogramo / 1 Libra).
  • Cebollas (1 o 2 unidades).

Preparación y uso:

En primer lugar, necesitaras calentar el azúcar. Para ello, debes tomar un recipiente de metal, colocarlo en la hornilla y remover el azúcar hasta que cambie de color. A continuación, con la cebolla picada en trocitos, échala en el recipiente sofriéndolas un poco. En seguida, le vas agregando el agua, teniendo en cuenta que todo debe quedar bien cocido. El agua debe hervir hasta que se consuman dos tercios (2/3) de la misma.

Anuncio

abuelitacebollla

Luego de terminado el proceso anterior, dejamos enfriar un poco la sustancia. A continuación, agregamos la miel y el zumo de los limones. esta nueva mezcla la movemos bien hasta conseguir una sustancia homogénea. Ahora la dejamos reposar nuevamente para que termine de enfriarse. Cuanto esté totalmente fría, extraemos los pedazos de cebolla y guardamos el líquido en un frasco de cristal.

Este remedio deberás tomarlo antes de cada comida. Tratándose de un adulto, la dosis recomendada es de una cucharada. En el caso de los niños, una cucharada de las que se usan para comer postres, es decir, una cuchara pequeña. Si se acaba el remedio, siempre podrás preparar más y continuar con el proceso.Algo de lo que debes asegurarte antes de comenzar a realizar este tratamiento, es no ser alérgico a las cebollas.

Si ya no quieres tener que lidiar con problemas como el catarro, la tos y otros problemas relacionados con el sistema respiratorio y del corazón, empieza hoy mismo a practicar este remedio, no te arrepentirás. Si crees que esta receta también sería útil para otras personas, compártela en tus redes sociales.

Anuncio