Vaselina y yema de huevo te resolverán la vida para siempre

Las arrugas en la frente, junto a las conocidas patas de gallo, son unas de las primeras líneas de expresión que aparecen en nuestra cara con el pasar de los años y también son de las más visibles. Algunas veces no es siquiera necesario fruncir el ceño o alzar las cejas; pues cuando nuestra piel está reseca, los pliegues se establecen y son notorios como extensas líneas que van de lado a lado.

Anuncios