Tratamiento con tomate para la piel grasa y con acné

Con este sencillo tratamiento a base de tomates, la piel grasa queda mucho más firme, más suave y libre de grasa. También podemos eliminar ese incómodo acné, que sigue visitándonos de vez en cuando, aunque hayamos dejado la adolescencia hace mucho tiempo.

Beneficios del  tomate para la piel

Para tener una piel sana, necesitamos una dosis de 16 mg de licopeno por día. El licopeno es un fotoquímico capaz de regenerar la piel y prevenir diversas enfermedades cutáneas, como por ejemplo el cáncer.

Hay que tener en cuenta factores como la contaminación, el aire acondicionado o el estrés, puesto que estos afectan a la salud de nuestra piel.

No es necesario gastar mucho dinero en tratamientos cosméticos, ya que a veces, una buena dieta y unos sencillos remedios caseros como este tratamiento a base de tomate puede darnos resultados.

Poros y puntos negros

Si hay algo que nos molesta a las mujeres son los poros y los puntos negros en la zona en la de la nariz, la frente y las mejillas, algo que siempre tratamos de ocultar gracias a una buena capa de maquillaje.

La contaminación, una piel grasa e incluso el uso de ciertos cosméticos dilatan los poros aún más, llegando a saturarlos por completo. Una manera rápida y eficaz para acabar con el problema es realizar una limpieza facial con tomate.

Lo haremos de la siguiente manera:

Ingredientes
  • 1 cucharada de salsa de tomate
  • 4 gotas de zumo de limón
  • 1 bola de algodón

En un recipiente pequeño, mezclamos la salsa de tomate y las gotas de limón. A continuación, humedecemos la esponja de algodón y lo aplicamos en la cara, haciendo movimientos circulares.

Dejamos reposar durante 15 minutos y luego enjuagamos con agua fresca.

Recuerda que debes realizar este sencillo ritual de belleza cada mañana.

Anuncios

Acné

Los tomates son ricos en vitaminas A y C y minerales como el hierro, fósforo, calcio, magnesio, zinc, cobre, potasio y sodio,  ingredientes que nutren nuestra piel.

La mayoría de los tratamientos que encontramos en la farmacia contienen sobre todo estas dos primeras vitaminas. Otro hecho curioso es que la acidez del tomate puede equilibrar nuestro pH, permitiendo una mejor resistencia a las impurezas que pueden estar presentes en el acné y las espinillas.

Ingredientes
  • Un tomate cortado por la mitad

Para curar el acné basta con aplicar medio tomate por la cara, realizando un pequeño masaje circular.

Dejamos reposar durante unos 15 minutos, enjuagamos con agua fría y luego utilizamos una buena crema hidratante.

Pile grasa

Algo que tenemos que tener en cuenta es que el tomate es un gran astringente, capaz de reducir el exceso de grasa en la piel. Es capaz de reequilibrar el pH para lograr una dermis mucho más suave.

Ingredientes
  • 1 cucharada de pasta de tomate
  • 10 rodajas de pepino

En primer lugar, quitamos la piel al tomate, pelamos el pepino y hacemos diez rodajas.

Podemos batir o amasar la mezcla con un tenedor.

A continuación, dejamos reposar la mezcla en un tazón pequeño y con la ayuda de un algodón, vamos humedeciendo nuestra cara poco a poco, hasta que la mezcla se haya absorbido por completo.

Dejamos reposar durante 20 minutos y luego enjuagamos con agua fría.

 

Fuente e imágenes: Mejorconsalud