Piel de Patatas para Disolver Piedras en el Riñón

Disolver Piedras en el Riñón. Las Piedras en el Riñón representa por lo general un problema que tiene su origen fundamentalmente en factores dietéticos, pero pueden prevenirse o tratarse naturalmente con patatas.

Cómo disolver piedras en el riñón naturalmente?

Los cálculos o piedras del riñón se forman cuando las concentraciones de minerales y sales son excesivas, pasando a acumularse y finalmente convertirse en masas sólidas, aunque la mayoría de los cálculos renales son pequeños y suaves, por lo cual no causan síntomas notorios, sin embargo cuando su tamaño es importante o se generan fragmentos afilados, pueden causar daño renal y dolor intenso.

Las patatas son ricas en ciertas vitaminas y minerales que ayudan a prevenir o disolver los cálculos renales, según la medicina natural, que recomienda su consumo con cáscara cruda o hervida, representando uno de los remedio caseros más conocidos para tratar esta condición y que numerosos informes sugieren su eficacia que ha llamado la atención científica.

Factores que promueven la formación de piedras en el riñón

Los riñones cumplen muchas funciones, pero las principales son la filtración de líquidos del cuerpo, el balance hídrico y la desintoxicación, por lo tanto como la mayoría de los filtros, pueden llegar a obstruirse y ciertos hábitos alimentarios son los que promueven la formación de cálculos renales, así como no tomar suficiente agua, comer alimentos muy ácidos y alimentos o bebidas ricos en oxalatos, como las espinacas, el ruibarbo, el tomate, el chocolate, el café y el té negro, son factores formadores de piedras en este órgano.

Las toxinas excesivas y productos de desecho también contribuyen a la formación de cálculos renales, habiendo múltiples tipos de piedras renales las más comunes son las formadas por fosfato de calcio u oxalato de calcio.

Anuncios

cascara-de-papa

Cómo disolver las piedras en el riñón

Piedras de fosfato de calcio se disuelven fácilmente con altas dosis de vitamina C, mientras que las piedras de oxalato de calcio se previenen y posiblemente revierte su formación con el consumo de altos niveles de vitaminas B y magnesio.

La piel de patata es una rica fuente de almidón, potasio, magnesio, calcio, fósforo, vitaminas B y vitamina C, por lo cual reúne todas las condiciones como para hacerle frente tanto a la prevención como el tratamiento de las piedra más comunes del riñón. Además son una buena fuente de hierro, cobre, sales de manganeso, azufre y sustancias alcalinas.

Se puede consumir la piel de patata cruda, asada o hervida, así como pueden remojarse en agua para hacer una bebida llamada agua de patata, con efectos muy positivos para disolver las piedras en el riñón.

Fuente e imágenes: Alimentosparacurar, web