Nunca te lo habían dicho, pero tienes frente a tus ojos un maravilloso remedio y no lo sabes: Esta hierba sana la parálisis y activa la circulación.

Algo que todos sabemos es que nuestra madre naturaleza nos ama tanto que nos ha brindado un sin fin de alimentos naturales muy beneficiosos para mantener nuestra salud completamente estable.

Por tal razón cada fruta, hortaliza o verdura que esta nos brinda tiene componentes a niveles diferentes los cuales nos ayudan a eliminar un sin número de variadas enfermedades. Un ejemplo de esto puede ser la salvia la cual ha sido denominada como la planta de la mujer, debido a que esta erradica casi todos los malestares que presenta la población femenina. No obstante, a esto la salvia sana la parálisis y activa la circulación sanguínea.

¿Cuáles son las propiedades de esta planta?

Por otro lado, debes de saber que la salvia tiene como propiedades principales a los antioxidantes, cualidades antiinflamatorias, antiespasmódicas y antisépticas, y no solo esto ya que también está dotada con aceites esenciales, vitaminas B y C, ácidos fenólicos, flavonoides y taninos. Gracias a estos componentes, la salvia puede erradicar muchísimas enfermedades, claro, si se prepara el remedio adecuado y se sigue el tratamiento al pie de la letra.

¿Cuáles son las enfermedades que cura exactamente la salvia?

  • Combate los dolores menstruales
  • Elimina la diarrea
  • Cura la anemia
  • Mejora el sistema nervioso
  • Beneficia a las encías y la garganta
  • Disminuye el nivel excesivo de sudor
  • Erradica la fatiga
  • Agiliza el sistema digestivo
  • Regula la glucosa sanguínea
  • Protege por completo la mucosa vaginal
  • Desaparece las úlceras
  • Estimula la circulación sanguínea
  • Despeja las arterias
  • Alivia los síntomas de la menopausia

¿Qué remedios podemos emplear dependiendo del padecimiento?

Dolor articular:

Anuncios

Lo primero que debes de hacer es untar aceite esencial de salvia en el área dolorida, dejar reposar unos minutos y luego lavar con mucha agua.

Si en dado caso no puedes conseguir el aceite, puedes prepararlo tú mismo: Sólo toma una buena cantidad de hojas frescas de salvia, déjalas secar al sol por 3 horas, las colocas dentro de un frasco de vidrio con tapa, viertes aceite de almendras hirviendo hasta cubrir las plantas y dejas fermentar por 3 semanas.

Hongo dérmico:

Vas a preparar una infusión de salvia: Ésta se elabora hirviendo medio litro de agua en una olla para dejarla hervir, agregas unas cuantas hojas secas de salvia, espera 5 minutos, retiras del fuego y dejas que se enfríe bastante.

Te bañaras con él, de manera que el agua de salvia penetre tu piel y pueda combatir el hongo directamente.

Heridas abiertas:

Vas a realizar té de salvia, esta vez, con menor cantidad de agua y hojas, una taza de líquido vital y 3 hojas puede ser suficiente. Preparas el remedio cómo en la anterior receta, agregar una cucharada de miel, bates bien y lo aplicas en la herida.

Parálisis:

Hierve 2 litros de agua, agrega dos grandes puñados de la planta medicinal, deja que se encuentre en el punto de ebullición por 10 minutos, refrigera por 1 hora, viertes el remedio en tu bañera y te tomas un baño de media hora con esa agua todos los días hasta que la parálisis haya desaparecido.

Dolores menstruales, digestión y sistema nervioso:

Elabora un poco de té de salvia, lo consumes bien caliente dos veces al día y verás resultados muy pronto. Puedes endulzar con miel si es de tu agrado, pero no mucho, solo un poco para que la medicina surta efecto rápidamente.