Mira que fácil hacer un queso fresco con solo un litro de leche, un yogur y medio limón. Es muy fácil de preparar

Anuncio

La cocina es un arte, no a todas las personas se les da bien esta actividad. Sin embargo, no necesitas estudios previos para realizarla, ya que muchas de sus preparaciones constan en seguir pasos.

Constantemente estamos consumiendo todo tipo de productos que provienen de fábricas. Todos procesados y empaquetados. Y seguro nunca te has preguntado si es posible que tú pudieras realizar esos productos….

Pues aquí te vamos a decir que sí es posible. Cada producto tiene una preparación que puede ser seguida y realizada por cualquiera de nosotros, solo se deben tener los ingredientes y el entusiasmo para llevarlo a cabo.

El día de hoy te traemos una receta para realizar tu propio queso. Sí, así como lo estás leyendo, vas a poder tener tu propio queso en casa y totalmente hecho por ti. Así que sigue leyendo y sabrás como hacerlo.

Prepara tu propio queso con esta receta

Si te gusta experimentar en la cocina, esta receta es justa para ti, ya que vas a poder elaborar desde cero un producto que estamos consumiendo constantemente en nuestros hogares.

Y para hacerlo solo vas necesitar los siguientes ingredientes:

Anuncio
  • 1 litro de leche entera
  • Jugo de medio limón
  • 1 yogur natural
  • 1 metro de gasa
  • 1 olla
  • 1 molde de 12 cm

Una vez tengas todos los elementos que vas a necesitar ahora solo vas a tener que seguir las instrucciones que te vamos a presentar.

Es importante que sigas paso a paso la receta y así lograrás los mejores resultados:

Calienta la leche durante 15 minutos pero no dejes que hierva.

Añade una a una las cucharadas de yogur revolviendo cada vez para que se disuelva hasta incorporarlo por completo.

Agrega el jugo de limón y sigue mezclando.

A esta altura la leche ya se habrá cortado pero seguirás revolviendo con una cuchara de madera durante 40 minutos aproximadamente.

Retira del fuego, deja enfriar y vierte la preparación en una olla o en otro recipiente colando a través de la gasa.

De esta manera vas a separar el suero del queso. Intenta aplicar presión para que escurra todo el líquido.

En este momento puedes agregar los condimentos que quieras para darle el gusto deseado a tu queso y a continuación vuelve a pasar a través de la gasa para seguir retirando el exceso de suero.

También puedes aplicar peso sobre el queso que colocarás dentro de un recipiente para que ayude a escurrir el líquido que aún haya quedado. Mientras debe permanecer refrigerado.

Retira, ajusta el condimento y coloca en un molde sobre el que también puedes aplicar peso para darle consistencia.

Mantén refrigerado por 8 horas antes de consumir.

¡Listo! Así de sencillo va a ser tener tu propio queso en casa. Podrás compartir con tus amigos y familia.

Solo debes intentarlo probar los resultados. Comparte esta receta con tus amigos y enséñalos a preparar este rico queso.

Anuncio