Esta oración es capaz de sanar muchísimas enfermedades; amén – hay un estudio que lo comprueba.

la fe mueve montañas así dice todo el mundo pero la realidad es que va más allá, nosotros si creemos que arriba hay un Dios que puede escuchar nuestras plegarias.

Es por esto que deseamos compartir con ustedes una noticia muy bonita y es que hay una oración que le está dando la vuelta al mundo porque aparentemente si se reza de corazón puede curar al enfermo o por lo menos darle paz.

Solo debes rezar con fé y verás como todo cambia, dale una oportunidad y no te vas a arrepentir porque Dios si escucha.

Especialistas en programación neurolingüística afirman con toda exactitud que, el poder de la palabra es milagroso.

Conoce cuál es la oración que está curando enfermedades por todo el mundo

Anuncios

Mi buen Jesús, te alabo y adoro, te amo con todo mi corazón y agradezco tu entrega por nosotros en la Cruz, acudo ante Ti sabiendo que estás siempre a nuestro lado que todo lo ves, todo lo sabes y nunca abandonas. Tú que concedes vida en abundancia y eres medico verdadero y dador de salud, Tú que eres el Buen Pastor y cuidas de tu rebaño te ruego que desciendas y concedas tu protección y amparo a este ser querido que tanto padece por su enfermedad, apelo a tu infinito Amor, a tu bondad y clemencia, y solicito la gracia de la salud para ……. (nombre del enfermo). Tu que dijisteis:

“Yo soy la Resurrección y la Vida”, que recibiendo y llevando en Ti mismo nuestras enfermedades, curabas las dolencias y males de cuantos se te acercaban; a Ti acudo lleno de esperanza, lleno de seguridad, para implorar de tu Sagrado y Divino Corazón. Señor Jesús compasivo, que al ciego de Jericó, que sentado junto al camino te decía en alta voz: “Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí”, le respondiste: “Recupera tu vista, tu fe te ha salvado”, y al momento pudo ver, te pido con toda mi fe: Señor, devuelve la salud a (Nombre del Enfermo).

Omnipotente y sempiterno Dios, eterna salud de los que creen, escúchanos en bien de tus siervos enfermos, por quienes imploramos el auxilio de tu Misericordia; a fin de que recobrada la salud, te den en tu Iglesia ferviente acción de gracias. Por Cristo Nuestro Señor. Así sea, AMÉN.

Si te gustó la información, no te olvides compartir lo bueno. Por consiguiente, si nunca comentas, por lo menos dime “hola o gracias” y así sabré que me lees. Comparte lo bueno.