Elimina cualquier infeccion urinaria utilizando estos Remedios Caseros: Limpia tus Riñones y purifica la Vejiga

Las infecciones urinarias son bastante comunes. Hay personas que tienen este tipo de problema varias veces. Las mujeres son las principales víctimas de este problema.

Las infecciones urinarias son más comunes en las mujeres porque se producen debido a la penetración de bacterias por la uretra. Los hombres, por tener una uretra más larga, son naturalmente más protegidos. Los principales síntomas de la infección urinaria son el dolor y la necesidad frecuente de orinar.

Las infecciones urinarias pueden ser graves. Por eso siempre es bueno buscar ayuda de un médico. El antibiótico casero y natural que vamos a enseñar sirve de protección para quienes tienen este problema a menudo.

Y es óptimo también para tratar cistitis, especialmente por su eficacia en la lucha contra la bacteria Escherichia coli, mayor responsable por inflamaciones en el tracto urinario.

Entre los componentes de este antibiótico natural, encontramos el perejil, excelente para limpieza de los riñones y de todo el aparato urinario. La cáscara de limón compone el medicamento debido a su alto poder de destruir virus y bacterias.

Es el mismo caso de la miel, comprobadamente un destacado bactericida. Y para cerrar con llave de oro, el aceite de oliva, también reconocido por su actividad antibiótica. ¿Y cómo se hace ese antibiótico natural? Es fácil y de esta manera se prepara:

Ingredientes 

Anuncios
  • 300 gramos de raíz de perejil
  • 250 gramos de cáscara de limón
  • 250 ml de miel
  • 100 ml de aceite de oliva extravagante de oliva

Manera en que se debe de preparar: Higienice bien los ingredientes. Pique la raíz de la perejil y ponga en el vaso de la licuadora. Añada la cáscara de limón, el aceite y la miel. Bata hasta mezclar y disolver todo muy bien.

La receta está finalizada. ¿No es realmente fácil? Conserve el antibiótico natural en la nevera. La dosis es una cuchara (sopa) de este remedio todas las mañanas y así que sospechar de la cistitis o de la infección urinaria.

Este antibiótico natural también actúa como un preventivo y puede ser consumido sin temores (a la dosis recomendada), pues, a diferencia de los antibióticos de la farmacia, no destruye la flora intestinal. Pero, repetimos, es muy importante el acompañamiento de un médico, especialmente en los casos de infección urinaria.

Si no es posible, intente minimizar la acción de los pesticidas de esta forma: coloque los vegetales en dos litros de agua mezclada con dos cucharadas de bicarbonato de sodio.

Espere media hora y luego enjuague bien. Después de este proceso, higienice las verduras de su manera preferida (con vinagre o agua sanitaria).