El GMS está matando y es más peligroso que la sal y la azúcar, todos lo comen a diario.

La comida procesada de por sí ya es suficientemente dañina para nuestro consumo. Sin embargo, uno de sus aditivos es todavía peor es el Glutamato de Sodio o GMS. Este compuesto posee niveles exorbitantes de sodio, grasas y algunos químicos. Estos compuestos combinados son muy tóxicos.

Uno de los compuestos que más resalta de glutamato de sodio es el umami. Este forma parte de los cinco sabores básicos -Amargo, dulce, ácido, salado-. Su objetivo es mejorar el sabor de los alimentos procesados que consumimos.

Para explicarlo de forma sencilla, el umami presente en el glutamato de sodio hace que las comidas procesadas o congeladas tengan un sabor fresco y te dan la sensación de insaciabilidad. El GMS, como también le llaman, engaña al cuerpo. Con eso logra que las comidas nos parezcan más saludables y sabrosas que las demás.

Entre los daños más comunes que provoca el GMS están el dolor de pecho, sudoración, náuseas, fatiga, ardor en el cuello y antebrazos, palpitaciones, entumecimiento de la boca y garganta, inflamación en la garganta, insaciabilidad y hasta la adicción a los productos que contengan GMS. Un ejemplo de estosalimentos ricos en GMS que pueden provocar adicción es la comida china.

SÍNDROME DE LA COMIDA CHINA

Otras comidas que pueden contener un gran nivel de GMS son las que se ofrecen en los buffets y restaurantes. Este es un truco que utilizan para resaltar el sabor de los alimentos. Aunque este producto puede consumir con moderación, algunos presentas consecuencias graves. Una de dichas consecuencias es el llamado Síndrome de la comida China.

Los síntomas son muy similares a los que ya hemos mencionado con anterioridad. Si has sentido algunos de estos síntomas, te recomendamos que dejes de ingerir dichos productos. En caso de tener deseos de ingerirlo, trata de hacerlo ocasionalmente, y no todos los días.

Anuncios

En todo caso, siempre será mejor que saques por completo de tu vida el GMS. Así te asegurarás de que no pones tu salud en riesgo. Sobre todo, podrás evitar que te vuelvas adicto a la comida china o padecer del síndrome de la comida china.

Recuerda que, aunque te parezca una comida deliciosa y saludable, en realidad no lo es. Por el contrario, te está provocando un gran daño del que te tomará tiempo recuperarte. Así que, si tienes la costumbre de ingerir comida china, sería bueno que te replantearas la idea de comprarla tan a menudo.

Aunque hay personas que se recuperan del síndrome de la comida china sin tratamiento, esto suele suceder cuando son casos leves. Por otro lado, hay quienes experimentan reacciones muy peligrosas, poniendo en riesgo su vida. Si ese es tu caso, lo mejor será que asistas a tu médico para que te asigne un tratamiento de emergencia.

DAÑA EL CEREBRO Y SISTEMA NERVIOSO

El glutamato monosódico es una neurotoxina. Esto quiere decir que, al ingerirla con regularidad, dañamos nuestro sistema nervioso. Asimismo, el GMS sobre-estimula las neuronas, lo que las conduce al agotamiento extremo. Como consecuencia, muchas de ellas terminarán muriendo a causa de dicha estimulación artificial.

Por otro lado, si tenemos la costumbre de ingerir alimentos con GMS, los niveles de glutamato en la sangre aumentarán a niveles muy peligros. Si no logramos equilibrarlos, causaremos graves daños a nuestra salud. Cuando el glutamato logra filtrarse en el cerebro, le provoca graves daños, lo que contribuirá a los malestares físicos.

Vea también: Esta receta genera mucha insulina natural para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, pruébalo.

Como ves, el GMS puede llegar a ser muy peligroso. Por eso, debes tratar de reducir o hasta eliminar su consumo. Así te ahorrarás grandes dolores de cabeza y problemas de salud.

Pero no te quedes con esta información para ti solo. Te animamos a que la compartas en tus redes sociales para que todo el mundo se entere.