Cómo quitar la flacidez de los brazos rápidamente con estos 2 sencillos pasos.

El exceso de grasa y la falta de tonicidad son dos factores que rápidamente hacen que nuestros brazos se vean flácidos y con ese efecto de piel que cuelga tan poco favorecedor y estético. Si tú también notas que tus brazos ya no están igual de firmes que antes y que esto te afecta a tu seguridad a la hora de lucir tus camisetas o vestidos sin mangas. a continuación te vamos a detallar dos remedios caseros para evitar este problema obstante te recomendamos hacer un poco de ejercicios para los brazos.

CREMA REAFIRMANTE DE ACEITE DE COCO:

Sabemos que el aceite de coco es uno de los productos más hidratantes y nutritivos que tenemos a nuestro alcance para la piel, pero ¿estabas enterada de que también es reafirmante? Así es, sus propiedades son infinitas y sobre todo es bueno para combatir la flacidez y la celulitis que puede aparecer en los brazos debido a que favorece la regeneración celular de la piel desde el interior gracias a su contenido en ácido láurico, vitamina E y K. Tras su uso, notarás cómo tus brazos lucen más tersos y con una piel extremadamente suave.

APLICACIÓN:

su uso es muy sencillo, tan solo tienes que mezclar 1/2 taza de aceite de coco con 1/4 de taza de manteca de karité o manteca de cacao. Para ello, primero derrite la manteca elegida al baño María, luego, añade el aceite de coco y remueve hasta que se mezclen por completo. Cuando se haya enfriado, ya podrás aplicarla sobre la piel de los brazos, realizando siempre masajes circulares.

Anuncios

MASCARILLA ANTIFLACIDEZ DE ARCILLA:

En muchas ocasiones, la flacidez es un signo que surge o se acentúa en consecuencia a un incorrecto drenaje de las toxinas, las cuales se van acumulando en el cuerpo debido a una cantidad excesiva de grasa o líquidos almacenados. Y una buena forma de eliminar todas esas toxinas y depurar la piel es mediante una mascarilla de arcilla verde, con la que se consigue limpiar todos los poros, reafirmar y regenerar la dermis de esa zona.

APLICACIÓN:

tendrás que mezclar una 4 cucharadas de arcilla verde en polvo con 3 cucharadas de agua mineral, de tal manera que formes una especie de pasta espesa que puedas untar. Si es necesario, agrega más cantidad de agua. Realiza la mezcla en un recipiente de vidrio o barro para que la arcilla no pierda sus propiedades. Cuando la mascarilla para la flacidez de los brazos esté lista, aplícala sobre estos y deja reposar hasta que se seque por completo. Cuando esto ocurra, retírala con abundante agua tibia o fría.

Si te ha gustado, no olvides compartirlo con tus amigos y familiares en las redes sociales. Tal vez a ellos también le pueda ayudar esta información.