Comer estos alimentos en exceso puede causar huecos en tu intestino

El intestino es la barrera entre todo que metemos en la boca y el resto del interior de nuestros cuerpos. La galletita de chocolate que comemos no entra directamente por el estómago… está dividido en pedacitos microscópicos que luego entran en la forma de nutrientes por las paredes del intestino delgado y son usados como combustible por nuestro organismo. Si alguna bacteria pasa desapercibida por la barrera, junto con los nutrientes, nuestro sistema inmune está esperando, listo para atacar y acabar con el intruso.

Hablamos concretamente del síndrome del intestino permeable. Y para evitar sufrir este mal vas a necesitar evitar los siguientes alimentos. No a toda costa. Pero si conocerlos para saber que a partir de ahora mejor no abusar, o lograrán agujerear tu intestino.

Atención a todos los alimentos picantes:

Sí, el picante está muy bueno y es hasta sano por su poder antibiótico capaz de “matar” a cualquier “bicho viviente” dentro de nuestro organismo. Pero también es una sustancia muy “fuerte”, digamos que hasta corrosiva en ocasiones dentro de nuestro cuerpo. Puede afectar de manera negativa a un órgano tan sensible como es el intestino, si abusamos de la comida picante continuamente.

Alimentos con grasas saturadas

Ya no sólo por la salud del intestino, sino también por la salud cardiovascular de nuestro corazón. 1 vez al mes, o quizás hasta cada dos semanas comer algún capricho bien, pero no hacerlo constantemente. Una dieta alta en grasas saturadas (porquerías de supermercado, patatillas, bocadillos, sandwiches, comidas preparadas, pizzas congeladas…) acabará en problemas de corazón, intestino y hasta poder generar diabetes del tipo 2.

Lectinas

Las lectinas son el mecanismo clave mediante el cual las plantas se protegen para no ser comidas, y se encuentran en concentraciones más elevadas en su forma de semilla—lo cual tiene sentido considerando que las semillas son las plantas “bebés” y que cuya sobrevivencia asegura la continuidad de su especie.

Anuncios

Cuando los animales consumen alimentos que contienen lectinas, ellos pueden experimentar irritación digestiva, junto con una amplia gama de problemas de salud. El grado en que los efectos secundarios se expresan, depende en gran medida del tiempo en que las especies han tenido que co-evolucionar consumiendo esa forma particular de alimentos de plantas. Debido a que los humanos han estado consumiendo granos no germinados y frijoles en grandes cantidades por  aproximadamente 500 generaciones, todavía sufrimos mucho más que ciertos roedores y pájaros que han tenido más de miles de generaciones para adaptarse a esta manera de alimentarse.

Nosotros somos más susceptibles a las lectinas de los granos, frijoles, productos lácteos y plantas solanáceas como la papa, jitomate, y chiles. Sin embargo, el pan de trigo (Triticum aestivum) juega un papel muy importante en los efectos secundarios inducidos por la lectina, debido al hecho de que es una forma relativamente nueva de trigo y contiene germen de trigo aglutinina (WGA por sus siglas en ingles)—una lectina particularmente problemática y resistente, tomando en cuenta que no se elimina a través de la germinación y de hecho se encuentra en altas concentraciones en el trigo integral.

Las pastillas Ibuprofeno y similares (pastillas de toda la vida para “el dolor de la cabeza”)

Sí, se pueden comprar legalmente en una farmacia y sin prescripción, pero abusar de ellas es comparable a tomar cocaína o cualquier otra “droga ilegal” (hecha de los mismos materiales que las legales). Cuidado con pasarse usando estos medicamentos aparentemente no-peligrosos. Hay personas que toman Ibuprofenos cada día… Eso es fatal.

Hay una creciente  evidencia científica que muestra que los granos, así como las legumbres, contienen anti nutrientes y otras sustancia problemáticas que pueden aumentar la permeabilidad intestinal.

Fuente e imágenes: Ecoremedios, WEB