Aprende a tener tu vagina rejuvenecida sin tener que recurrir a cirugías y tengas las mejores relaciones con tu pareja.

Verdaderamente al igual que las otras partes del cuerpo la vagina está formada por músculos y glándulas que van sufriendo cambios con el tiempo. Este es un tema que afecta bastante a diversas mujeres de todo el mundo, les resulta muy incomodo para muchas.

Sin embargo, para muchas esto es una ideal completamente descabellada someterse a cirugías para rejuvenecer esta zona y poder sentirse más cómoda en la intimidad, mucho más seguras de sí mismas y poder disfrutar de las relaciones sexuales.

Y es que los cambios en la apariencia de la vagina pueden darse por factores genéticos o naturales como el embarazo o haber tenido una vida sexual muy activa desde muy temprana edad o antes de terminar el desarrollo de los órganos sexuales.

Pues entre los procedimientos más conocidos para mejorar la apariencia de esta zona están la vaginoplastia, la cirugía estética vaginal, y/o la reducción de labios. En función de los deseos del paciente, las estructuras internas y externas se hacen más pequeñas o más apretadas. Pero hay varios métodos naturales que pueden servirte de mucha ayuda. Como lograr rejuvenecer tu vagina de forma natural.

Ejercicio de apretar – Ejercicios de Kegel: Lo que debe hacer es probarlo cuando vaya a orinar. Antes de terminar retenga la orina por 5 segundos y luego suelte lentamente. Eso mismo debe hacer varias veces al día, sin necesidad de esperar ir a hacer pis.

También, lo que hace es apretar y aflojar los músculos de la base de la pelvis. Otro ejercicio es acostarte boca arriba, extiende las piernas y súbelas, formando un ángulo de 90°, sin doblar las rodillas, trata de abrirlas lo más que puedas, sostenerlas en el aire y mantén esa posición lo más que puedas, realiza 3 series de 10.

Anuncios

Ducha con Áloe vera: Tomar 2 cucharadas de gel de Aloe Vera o el zumo. Aplicar esto en el área de la zona íntima una vez al día por 20 días. Ayuda a la reparación de los músculos, y rejuvenecerlos. Ducha con limón: Exprima un limón y añada agua suficiente para hacer un lavado íntimo sin irritar su parte íntima. Haga esto una vez al día.

Ducha con piedra alumbre: Se disuelve una cucharada de alumbre en un litro de agua, cuando esté completamente disuelto, coloca el líquido en una botella. Hacer el lavado. Ducha con agua y vinagre: Se usa en partes iguales el vinagre y el agua. E igual que las otras duchas, se usa una vez al día antes del baño habitual.