Aprende a bajar la fiebre simplemente usando vinagre. De esta manera tienes que hacerlo

Siempre se ha sabido que la fiebre suele ser un síntoma negativo, ya que puede indicar diferentes enfermedades, principalmente las que están causadas por una infección o una inflamación. La fiebre consiste en un aumento anormal de nuestra temperatura corporal.

Si bien una temperatura normal ronda entre los 35ºC y los 37ºC, empezamos a hablar de fiebre cuando esta supera los 38ºC, tanto en adultos como en niños, siendo considerada como un signo peligroso cuando la afección alcanza los 40ºC de calor corporal, ya que podrían darse otros síntomas como estrés celular, necrosis de tejidos, ataques paroxísticos, delirios e incluso un infarto cardíaco.

Por qué se usa el vinagre para bajar la fiebre

El vinagre de manzana y el vinagre de vino, es un producto alimentario que, además de condimentar nuestras comidas, también se ha utilizado tradicionalmente como un remedio casero para disminuir la fiebre. Asimismo, el vinagre bully, que es uno de tipo aromático, también se ha utilizado desde hace mucho tiempo para este fin. Sin embargo, ¿por qué el vinagre es tan eficaz para este tipo de casos?

Su eficacia contra esta afección se debe a que es un producto rico en compuestos bioactivos como diferentes ácidos, entre ellos el acético y el málico, y minerales como el potasio y el calcio. Todos estos nutrientes, le confieren a este líquido fermentado increíbles propiedades antibacterianas, analgésicas y antiinflamatorias, las cuales son ideales para bajar nuestra temperatura corporal y para combatir otros síntomas asociados a esta afección como:

  • La deshidratación, con boca seca, sed constante y piel seca. En los casos más severos se dan diarreas, vómitos y/o estreñimiento.
  • Dolor de cabeza y fatiga.
  • Sensación de calor (sofocos) o de frío llegando a tener temblores y escalofríos.
  • Ojos llorosos o irritados.
  • Malestar general, debilidad y somnolencia.
  • Dolores y rigidez muscular.

Cómo bajar la fiebre con vinagre – paso a paso

Anuncios

Ahora que ya sabemos por qué es eficaz el vinagre de manzana, el bully o el de vino para reducir la febrícula, es recomendable que sigas los siguientes pasos para conseguir bajar la temperatura corporal, ya sea de un adulto o de un niño. Para ello, necesitarás disponer de los siguientes ingredientes y seguir las instrucciones indicadas a continuación:

Ingredientes y material

  • Un par de paños de tela.
  • Vinagre de manzana (o en su defecto, vinagre de vino o bully)
  • Un bol o cuenco.

Preparación y aplicación:

El primer paso será añadir el vinagre a un bol o cuenco hasta que quede casi lleno.

Luego tendrás que dejarlo un rato en la nevera hasta que notes que el producto se haya enfriado un poco.

La aplicación es muy sencilla: empapa uno de los paños de tela metiéndolo en el bol donde se encuentra el vinagre.

Ahora escúrrelo para evitar que pueda caer en los ojos de la persona afectada y pónselo, al adulto o niño con fiebre, encima de su frente.

Mientras está actuando este remedio, puedes ir preparando otro paño frío de vinagre para sustituirlo por el que lleva puesto la persona afectada una vez esté caliente o se haya secado.

Aplica este remedio casero tantas veces como tú quieras hasta que notes que la fiebre ha bajado un poco. Para ello, es importante que vayas midiendo la temperatura de la persona enferma durante todo el tratamiento. Además, si el olor es muy fuerte y molesta al enfermo, puedes añadir un vaso o dos de agua fría al cuenco con vinagre para diluirlo un poco.