Como acabe 100% con los parásitos intestinales y la ameba que me estaban matando por dentro

Los parásitos pueden estar en cualquier lado, pero cuando están en nuestro organismo es un problema bastante grave.

Existen muchos medicamentos o productos o prácticas médicas que ayudan a nuestro cuerpo a expulsar estos parásitos, sin embargo, nunca hay que subestimar a la medicina natural y su poder para también hacerlo y mucho más fácil.

Estos parásitos son de diferentes tipos y cualquiera puede estar en tu organismo, normalmente surgen cuando se ha ingerido un alimento en mal estado o contagiado por el parásito. Las amebas es uno de los tipos de estos microorganismo y es uno de los parásitos que, además de sufrirlo nosotros, también es muy común en animales, especialmente en los perros.

Estas amebas u otros microorganismos que pueden estar en nuestro cuerpo, viven escondidos y dependen de nosotros mismos para desarrollarse, es decir, se alimentan de nuestras comidas. Cuando tienen un tamaño considerable es cuando empiezan a causar muchos problemas. En este artículo te vamos a mostrar varios remedios naturales que te ayudarán a combatir este problema antes de que se convierta en una grave enfermedad.

parasitos-1024x724

Anuncios

Remedios naturales para eliminar los parásitos y expulsar amebas

  1. Semillas de lechosa: lo que debes hacer es tomar unas cuantas semillas de papaya y licuarlas con agua, luego agregar algunos trozos de la fruta como tal y seguir licuando hasta formar una mezcla homogénea. Si es muy amargo, agrega un poco de miel a la mezcla y toma un poco antes de dormir todas las noches.
  2. Aceite de ricino y leche: a un vaso con leche caliente se le deben agregar dos cucharaditas de aceite de ricino y debe tomarse todas las noches antes de dormir. También nos ayuda a limpiar los intestinos.
  3. Semillas de limón: toma 3 o 4 semillas de limón, machacar y luego verter la pasta en un vaso de agua, puedes agregar un poco de jugo del limón si lo deseas, bebe dos veces al día.
  4. Licuado de cebolla: corta la cebolla en varios pedazos que añadirás a un frasco y luego agregarás medio vaso de agua, deja reposar toda la noche. En la mañana debes licuar con miel y tomarlo por un mes.