3 Remedios Naturales Para Reducir Los Pies y Tobillos Hinchados

El uso de zapatos con tacones, embarazo, estar sentado todo el día, un viaje en avión de muchas horas, problemas circulatorios o edemas …

Muchas son las causas de los pies inflamados. Si desea revertir esta situación, lea este artículo donde encontrará 3 remedios caseros para los pies hinchados.

Lo que debe saber sobre los pies hinchados.

Es bastante común, especialmente en las mujeres. Esta condición se denomina edema periférico o retención de líquidos, que se concentra en las extremidades, principalmente en los tobillos y los pies (empeines).

Es un síntoma común del embarazo, por ejemplo, pero también una dieta llena de sal o grasas, calzado inadecuado o el tipo de trabajo realizado.

Los pies y los tobillos se hinchan por varias razones. Además de los ya señalados, entre otros, pueden deberse a:

  • El estilo de vida sedentario.
  • Sobrepeso.
  • Cambios hormonales durante el ciclo menstrual.
  • Enfermedad cardíaca de la menopausia.
  • Insuficiencia renal.
  • Problemas hepáticos.

Edema, por sí mismo no es perjudicial, pero es muy incómodo. Pero si usted ve que un pie o una pierna está hinchando mucho más que el otro, debe llamar a su médico porque puede ser un coágulo de sangre y es necesario resolver ese problema tan pronto como sea posible.

Anuncios

Presentamos 3 remedios naturales para pies hinchados y tobillos.

Baño de menta

Necesitaras:

  • ½ taza de hojas de menta
  • 4 tazas de agua

Preparación y uso:

Coloque las hojas de menta y el agua en una olla sobre el calor.
Dejar reposar unos 10 minutos, retirar del fuego y dejar enfriar durante unos 10 minutos.
Verter el agua en un cubo y remojar los pies durante media hora.

Baño de agua Tonica.

Esto puede sonar extraño, pero el agua tónica puede ayudarle a deshacerse de los pies y los tobillos hinchados.

Cómo utilizar:

Remoje sus pies en agua tónica a temperatura ambiente, o en frío, durante media hora.

La quinina y las burbujas pueden ser de gran ayuda en el proceso de reducir la inflamación.

Baño con agua salada:

Cómo utilizar:

Preparar un baño de agua salada mediante la adición de un puñado de sales de Epsom en un cubo de agua, suficiente para cubrir los tobillos.

Las sales de Epsom son increíbles para relajar los músculos.